WikiCiencia - Electrónica y Electricidad - Electricidad y control - Automatización y control de sistemas de energía eléctrica

Firenox
PRINCIPALELECTRONICAINFORMATICATECNOLOGIANOTICIASDESTACADOS
 

Automatización y control de sistemas de energía eléctrica

I. INTRODUCCION

El control remoto de los sistemas eléctricos comenzó en la década de los años 60, y durante la de los 70 el reemplazo de los dispositivos electromecánicos por equipos de estado sólido estaba bien avanzado.  Aún hoy, quedan subestaciones que todavía no se han integrado totalmente a la tecnología de los dispositivos electrónicos, en parte debido a que la interoperabilidad entre los dispositivos está obstaculizada por el exceso de protocolos e interfaces incompatibles.

Ahora bien, “obstaculizada” no significa “imposibilitada” gracias a las virtudes, y a pesar de las limitaciones, de la más nueva y variada tecnología de automatización. La lista de equipos relacionados con dichas tecnologías incluye a los Dispositivos Electrónicos Inteligentes (IED, por sus siglas en inglés), a las plataformas computacionales, a los sistemas operativos, a las redes de comunicación y a las interfaces gráficas de usuario.  Lo que sigue es un análisis de cómo integrar dichas tecnologías diversas en un único sistema de control para redes eléctricas, mientras se superan las dificultades para la implantación.  También se enumerarán los beneficios del sistema integrado para la empresa operadora.

En general, la automatización tiene las siguientes ventajas:

- Incrementa la confiabilidad de los sistemas y equipos. Rápido diagnóstico de equipos y eventos,

- Mayor flexibilidad en las maniobras operacionales, de mantenimiento y de reconexión. Mejora los tiempos de respuesta,

- Obtención de facilidades para disponer de señales de medición, alarmas y control remoto,

- Alto grado de flexibilidad para extensiones futuras,

- Disminución de los costos de operación y mantenimiento.

El presente artículo conceptualiza las cuatro principales funciones a desarrollar dentro de un proyecto de automatización de sistemas de energía eléctrica, como sigue:

a) Control y supervisión del sistema eléctrico.

b) Automatización del sistema de distribución. 

c) Sistema de comunicaciones asociado.

d) Gestión y protección del sistema eléctrico.

Módulos de las Principales Funciones del Sistema de Control y Automatización.

Entre los aspectos principales de la automatización del sistema eléctrico, se persigue, entre otras:

- Sincronización de todos los componentes del sistema eléctrico.

- Operación, medición y monitoreo a distancia de dispositivos eléctricos (mando, control y señalización).

- Secuenciación de eventos en el sistema eléctrico.

- Racionamiento de cargas.

- Reconexión y reaceleración de cargas rotativas (motores de inducción).

II. CONTROL A DISTANCIA

Típicamente, un proyecto de automatización previo a 1990 incluía tres áreas funcionales principales: control supervisorio y adquisición de datos (SCADA); monitoreo, medición y control; y protección.

El equipo de automatización usado en cada una de las áreas consiste básicamente en un sistema de control y automatización de dispositivos electromecánicos, tales como medidores, relés de protección, temporizados, contadores y dispositivos analógicos y digitales para el muestreo en pantalla.  La información podía obtenerse localmente a partir de medidores analógicos, paneles de medición digital y paneles mímicos de control.  También se instalaban en dichos paneles interruptores electromecánicos, los cuales eran usados por los operadores para controlar a los equipos principales ubicados en la subestación.

Con los avances en microprocesadores durante los años 70, el panorama comenzó a cambiar.  Los fabricantes comenzaron a reemplazar sus dispositivos electromecánicos por los de estado sólido.  Estos diseños basados en microprocesadores, los cuales luego se denominarían Dispositivos Electrónicos Inteligentes (IED) mostraron un impresionante número de ventajas sobre sus predecesores.  Ellos contienen funciones y características adicionales, las cuales incluyen auto-chequeo y auto-diagnóstico, interfaces de comunicaciones, la habilidad de almacenar datos históricos, y unidades terminales remotas integradas para entradas y salidas de datos (I/O).  Los IED también han permitido eliminar la redundancia en los equipos gracias a la integración de múltiples funciones en un solo dispositivo.  Por ejemplo, al integrar los transformadores de corriente con los de potencial en un circuito individual, el IED puede medir, proteger y controlar a distancia simultáneamente.

En la medida en que las funciones tradicionales de automatización y control se integraron en un equipo único, la definición del IED comenzó a expandirse.  El término se aplica hoy en día a cualquier dispositivo basado en micro-procesadores con un puerto de comunicación, y por lo tanto comprende a los relés de protección, medidores, unidades terminales remotas, PLC´s, almacenadores de fallas digitales y secuenciadores de eventos.

III. INTERFACES

A estas alturas, es posible afirmar que los IED´s son el primer nivel en la integración de la automatización.  Pero aún con las ventajas que dichos dispositivos proporcionan, hasta el momento solo encontramos “islas de automatización” esparcidas por la red eléctrica.  Una cierta mejoría en la eficiencia se puede alcanzar al conectar los IED´s en un sencillo sistema de control integrado.  Más aún, la introducción de sistemas de control completamente integrados pueden llevarnos a una mayor eficiencia gracias a la redundancia de equipos, así como también menores costos de cableados, comunicaciones, operación y mantenimiento, así como una notable mejora en la calidad y confiabilidad en el suministro de la energía eléctrica.

A pesar de que los beneficios son bien conocidos, el enfoque de los sistemas de control integrados para la automatización de redes ha tenido pocos progresos en Venezuela, principalmente porque las interfaces de hardware y protocolos de los IED´s no están estandarizados.  Los protocolos son tan numerosos como los proveedores, e incluso más, debido a que distintos productos del mismo proveedor a veces poseen diferentes protocolos.

Una solución a este problema es la instalación de compuertas que actúen como interfaces de hardware y de protocolos entre los IED´s y la red de área local (LAN, por sus siglas en inglés).  Las compuertas permiten trabajar en una red común de comunicación y protocolo en toda la red con el objeto de integrar una gran cantidad de estos dispositivos.  Ellos suministran una interfase física del sistema de control y automatización entre los IED´s (puertos RS232/ RS485) y la red eléctrica, a la vez que funcionan como convertidores de protocolos entre los dispositivos y la red estándar.  Las compuertas hacen que todos los IED´s “luzcan” idénticos en cuanto a lo que la comunicación en la red se refiere.

Para complicar un poco más el panorama, para cada protocolo de IED conectado a la red se desarrolla un software en particular.  Entre la variedad de protocolos involucrados se encuentran el formato de comunicación ASCII, el protocolo DNP 3.00 y el protocolo Modbus.

IV. TOPOLOGIA DE LA RED

Dos enfoques pueden ser tomados en cuenta al usar las compuertas para la interfase de la red.  Por un lado, se usa una única compuerta multi-puertos como interfase para múltiples IED´s, y por el otro, se usa una compuerta sencilla de bajo costo para cada dispositivo inteligente (Ver Figura 2).

Redes de Comunicación.

Cual de los enfoques será el más económico dependerá en la ubicación de los dispositivos inteligentes.  Si están localizados de manera centralizada, la compuerta multi-puertos será evidentemente mejor.

Otro problema del cual se debe estar atento al integrar los IED´s en un sistema de control es la configuración de los dispositivos.  Un gran número de dispositivos inteligentes sólo tiene un puerto de comunicaciones, el cual cumple con dos propósitos, escaneo de datos históricos en tiempo real, y acceso y/o almacenamiento de datos o archivos de datos.  La nota importante aquí es la siguiente: cuando se está reconfigurando un IED, los datos en tiempo real no están disponibles en el sistema.  Esta pérdida puede ser crítica para el sistema si los datos se usan para aplicaciones en tiempo real.  El sistema de control integrado debe ser capaz de reconocer y señalizar que la reconfiguración está en progreso y destacar que los datos en tiempo real están fuera de línea, habilitando tanto al operador como a cualquier aplicación a que se ajuste apropiadamente durante este proceso.

Muchos proveedores de IED´s han estado introduciendo al mercado productos con dos puertos, uno para el escaneo de datos históricos y en tiempo real, y el segundo para configuración.  Estos dispositivos requieren de compuertas con dos puertos.

Aunque son un medio elegante para lograr la interfaz entre la red de comunicación con los diferentes protocolos de los IED´s, las compuertas tienen sus desventajas.  Ellos incrementan el costo del hardware y del software por el desarrollo de los protocolos, sin añadir ninguna función.  Dichos costos pueden aumentar mucho si existen demasiados tipos de IED´s en la red.  Por otra parte, al añadir equipos adicionales se afecta la confiabilidad global así como los requerimientos de mantenimiento a largo plazo.  Si los proveedores acordaran un estándar para el protocolo y la interfaz física del sistema de control y automatización, no se requerirían compuertas a la vez que el desarrollo de protocolos sería menos costoso.

Tal como se destacó anteriormente, una red completamente integrada con su sistema automatizado necesita una red local de comunicación para unir todos los IED´s entre sí.  Los criterios envueltos en la escogencia de la red son diversos y complejos.  De nuevo, así como con la interfaz de los IED´s, no existe un estándar universalmente aceptado.  Sin embargo, generalmente se acepta que la Red de Area Local (LAN) tiene la topología de red apropiada.

V. REDES DE AREA LOCAL

Una Red de Area Local (LAN) es típicamente muy rápida y posee un alcance hasta el patio de la subestación por lo que la transferencia de las funciones de medición, comandos de control, configuración y datos históricos entre dispositivos inteligentes en sitio es también rápida.  Para toda la red eléctrica se requiere una Red de Area Amplia (WAN), que integre las LAN existentes.  Esta arquitectura reduce la cantidad y complejidad del cableado requerido entre dispositivos.  Más aún, incrementa el ancho de banda disponible de comunicación para realizar actualizaciones más rápidas y funciones más avanzadas tales como conexiones virtuales, transferencia de archivos, y capacidades tipo “plug and play”.  Algunos otros beneficios menos tangibles de una arquitectura LAN abierta incluyen la existencia de una base para futuras actualizaciones, acceso a equipos de terceros, y un aumento de inter-operabilidad.

Tradicionalmente, los IED´s estaban cableados a una unidad terminal remota en una configuración estrella.  La configuración en cascada (haciendo uso de varios dispositivos en el mismo canal de comunicación) no era usada frecuentemente debido a que entonces cada dispositivo tendría que ser alineado en secuencia en lugar de concurrir en múltiples canales.  Al distribuir los IED´s a lo largo de toda la red, los costos de cableado pueden ser considerables.

Las funciones de disparo y bloqueo también requieren un buen grado de cableado eléctrico, ya que se deben conectar las señales de entrada requeridas para el dispositivo que las necesita.  Esta comunicación pudiese implantarse en una red local, dado el tipo de camino existente.  El camino debe ser rápido, con tiempos de transferencia de 2 a 4 ms para el manejo de la información de protección de la red; debe ser determinística, con un tiempo de transferencia predecible y finito para el peor caso; y debe ser confiable.

Al reemplazar el cableado, la LAN también debe cumplir o mejorar los criterios de tolerancias (tanto del sistema de control y automatización como eléctricas), procesamiento de datos y la habilidad para sincronismo.  La sincronización es absolutamente vital para una red de control avanzada, tanto para la capacidad de análisis post-evento como para la determinación de la secuencia de eventos a la hora de un incidente en el sistema.  Pero este tipo de precisión en el orden de los pocos milisegundos no es muy frecuentemente suministrada por los protocolos de red local a alto nivel.  Mientras que el problema tiene una solución que no es LAN, con la ayuda de un satélite de posicionamiento global directo o algún otro tiempo de sincronismo como señal de referencia para los dispositivos que lo requieren, una solución basada en LAN sería preferible.

Actualizaciones futuras, cómodo acceso a equipos de terceros, y mayor inter-operabilidad se cuentan entre los beneficios alcanzables con una LAN basada en estándares abiertos.  Mientras más común se haga el uso del estándar, más equipos compatibles con el mismo estarán disponibles y más inclinados se verán  los proveedores a que sus productos sean compatibles con él.

Actualmente existen dos estándares de LAN que destacan o, al menos, atraen a la mayoría de industrias y proveedores a nivel mundial: Ethernet y Profibus.  Ninguno de los dos cumplen totalmente con los requerimientos anteriormente descritos, pero ambos representan soluciones bastante económicas.

El principal punto a favor del Ethernet es la disponibilidad de su hardware y opciones entre una gran cantidad de proveedores, sin mencionar el apoyo del protocolo de red estándar en la industria, soporte multi-estrato y multi-aplicaciones así como calidad, y gran cantidad de equipos de prueba.  Su mayor debilidad para su uso en redes eléctricas proviene de la naturaleza no determinista del esquema de resolución empleado en su versión estándar.  Sin embargo, nuevas técnicas se han desarrollado para solucionar dicho problema.

Profibus es ampliamente usado en Europa para procesos industriales y en la literatura se asegura que es determinístico, pero los protocolos de aplicación en estratos y redes están actualmente limitados a los definidos por el estándar Profibus, a la vez que las opciones existentes de hardware y equipos de prueba son inferiores en número a las ofrecidas por Ethernet.

Una vez que se hayan resuelto todos los asuntos referentes al hardware de IED´s, tecnologías LAN, y protocolos LAN e IED´s, la siguiente interrogante será cómo mostrar en pantalla o monitorear toda esta información integrada al operador de la red de una forma económica.

VI. INTERFACES DE USUARIO

La interfase hombre-máquina puede llegar a ser el aspecto de mayor importancia dentro del sistema de control integrado de la red.  Es a través de la interfase que el operador controla y supervisa toda la red.

Los datos deben ser presentados al operador de una manera clara y precisa.  Debido a la naturaleza crítica de las acciones del operador respecto a los equipos de la red, así como con relación a la seguridad del personal que labora en las instalaciones, no deben existir posibilidades de ambigüedades o errores.

La tecnología a seleccionar aquí es la de la PC.  La PC suministra una plataforma computacional bien poderosa para aplicaciones, a la vez que el software de interfaz gráfica con el usuario le permite servir como un medio avanzado de monitoreo y control para el operador de la red.  Existen muchas tarjetas disponibles para la interfaz entre la PC con la LAN/WAN de la red.  El rango de poder de la PC es variado (Pentium II o Pentium III) a la vez que su costo es aceptable.

Corriendo en la computadora de la red se encuentra el software SCADA (Supervisory Control and Data Acquisition) recolectando datos desde los IED´s y almacenándolos en una base de datos central.  Dichos datos podrán entonces ser accesados por el software de interfaz gráfica de usuario así como por cualquier software de aplicación.  La aplicación SCADA enviará cualquier comando de control ejecutado por el operador al IED seleccionado.

La mayoría del software de interfaz gráfica de usuario disponible en el mercado puede ayudar al operador a supervisar y controlar la red con gran eficiencia.  La alta resolución y capacidad gráfica de muchos paquetes permite al operador la visualización de los datos de distintas formas (tabular, esquemática, p.e.).

VII. RED DE FIBRA OPTICA

Desde hace ya algunos años, en Venezuela se ha venido observando gradualmente la irrupción de la fibra óptica en los medios de transmisión de la información. Importantes empresas tanto del sector de las telecomunicaciones como del sector eléctrico están orientando su uso cada vez con mayor exigencia.

Las razones que se evidencian para el uso del conductor de luz en plataforma platino son de diversos tipos: técnico-económicos, estratégicos, etc.  A continuación se enumeran algunas de ellas

Los niveles de exigencia, así como el alto rendimiento que debe brindar la automatización de sistemas eléctricos constituyen la motivación que induce al empleo de un sistema de alta capacidad.  La posibilidad de llevar una comunicación cada vez más lejos, y con menos puntos de regeneración de las señales respecto a los procedimientos tradicionales de transmisión, pudiendo, además conducir la misma, o mayor, capacidad de información que éstos.

Por otra parte, el precio global de los componentes (fibra, dispositivos emisores y receptores) ha sufrido una vertiginosa caída con la difusión del uso, de forma que hoy en día los sistemas de transmisión que utilizan fibra óptica no sólo pueden competir, sino que mejoran en ciertos conceptos a los sistemas convencionales de capacidad equivalente.

Si a las cualidades ya enumeradas de la fibra óptica se añaden su proceso de envejecimiento prácticamente nulo, ausencia de corrosión, y la inmunidad de la transmisión en ambientes hostiles (por ejemplo, radiaciones electromagnéticas) puede comprenderse su enorme interés en aplicaciones como las de automatización de redes eléctricas.

Según lo enunciado podemos, pues, resumir las particularidades de los sistemas de fibra óptica que mantienen las expectativas en cuanto a que serán el medio de transmisión de las próximas generaciones.

Ventajas Técnico-Económicas:  Elevado ancho de banda, lo cual permite una gran capacidad de transmisión de información que se traduce en un mayor rendimiento de los sistemas.  Reducido valor sobre la atenuación de las señales que se propagan a través del portador.  De aquí que se puedan conseguir largos tramos entre regeneradores, con la subsiguiente mejora de factores como confiabilidad y economía.  Conservación de la calidad de los parámetros de la fibra frente a circunstancias temporales y ambientales.  Ausencia de diafonía entre los sistemas que cubren una misma ruta.

Ventajas Estratégicas:  Inmunidad de las transmisiones en ambientes contaminados por radiaciones electromagnéticas.  Protección de la información canalizada frente a manipulaciones exteriores.  Ya que es técnicamente imposible extraer subrepticiamente información de una fibra sin alterar notoriamente los parámetros de información.

Otras Ventajas:  Dadas las características de la fibra, de reducido tamaño y peso, y relativamente alta resistencia mecánica, los problemas de almacenamiento, transporte y, sobre todo instalación, se ven altamente disminuido.  Para hacerse una idea comparativa en este sentido debemos señalar que mientras no es conveniente tender tramos de cable con ocho o diez conductores coaxiales de más de 200 ó 300 metros de longitud, con fibra óptica y capacidad equivalente puede superarse sin dificultad la distancia de uno o dos kilómetros.  Aislamiento eléctrico entre los terminales del enlace al ser la fibra un medio no conductor de electricidad.

VIII. SISTEMAS SCADA

Un SCADA es un sistema basado en computadoras que permite supervisar y controlar a distancia una instalación de cualquier tipo. A diferencia de los Sistemas de Control Distribuido, capaces de realizar las acciones de control en forma automática, el lazo de control es generalmente cerrado por el operador. Hoy en día es fácil hallar un sistema SCADA realizando labores de control automático en cualquiera de sus niveles, aunque su labor principal sea de supervisión y control por parte del operador.

El flujo de la información en los sistemas SCADA es como se describe a continuación: El fenómeno físico lo constituye la variable que deseamos medir. Dependiendo del proceso, la naturaleza del fenómeno es muy diversa: presión, temperatura, flujo, potencia, intensidad de corriente, voltaje, etc. Este fenómeno debe traducirse a una variable que sea inteligible para el sistema SCADA, es decir, en una variable eléctrica. Para ello, se utilizan los sensores o transductores.

Los sensores o transductores convierten las variaciones del fenómeno físico en variaciones proporcionales de una variable eléctrica.

Sin embargo, esta variedad de tipos de señales eléctricas debe ser procesada para ser entendida por la computadora digital. Para ello se utilizan acondicionadores de señal, cuya función es la de referenciar estos cambios eléctricos a una misma escala de corriente o voltaje. Además, aísla eléctricamente y filtra la señal con el objeto de proteger el sistema de transitorios y ruidos originados en el campo.

Una vez acondicionada la señal, la misma se convierte en un valor digital equivalente en el bloque de conversión de datos. Generalmente, esta función es llevada a cabo por un circuito de conversión analógico/digital. La computadora almacena esta información, la cual es utilizada para su análisis y para la toma de decisiones. Simultáneamente, se muestra la información al usuario del sistema, en tiempo real.

Basado en la información, el operador puede tomar la decisión de realizar una acción de control sobre el proceso. El operador comanda a la computadora a realizarla, y de nuevo debe convertirse la información digital a una señal eléctrica. Esta señal eléctrica es procesada por una salida de control, el cual funciona como un acondicionador de señal, la cual la escala para manejar un dispositivo dado: bobina de un relé, set-point de un controlador, etc.

A.  Necesidad de un Sistema SCADA.

Para evaluar si un sistema SCADA es necesario para manejar una instalación dada, el proceso a controlar debe cumplir las siguientes características:

a) El número de variables del proceso que se necesita monitorear es alto.

b) El proceso está geográficamente distribuido. Esta condición no es limitativa, ya que puede instalarse un SCADA para la supervisión y control de un proceso concentrado en una localidad.

c) La información del proceso se necesita en el momento en que los cambios se producen en el mismo, o en otras palabras, la información se requiere en tiempo real.

d) La necesidad de optimizar y facilitar las operaciones del sistema, así como la toma de decisiones, tanto gerenciales como operativas.

e) Los beneficios obtenidos en el proceso justifican la inversión en un sistema SCADA. Estos beneficios pueden reflejarse como aumento de los niveles de facturación, de los niveles de seguridad, etc.

f) La complejidad y velocidad del proceso permiten que la mayoría de las acciones de control sea iniciada por un operador. En caso contrario, se requerirá de un Sistema de Control Automático, el cual lo puede constituir un Sistema de Control Distribuido, PLC's, Controladores a Lazo Cerrado o una combinación de ellos.

B. Funciones Básicas del Sistema SCADA.

Dentro de las funciones básicas realizadas por un sistema SCADA están las siguientes:

a) Recabar, almacenar y mostrar información, en forma continua y confiable, correspondiente a la señalización de campo: estados de dispositivos, mediciones, alarmas, etc.

b) Ejecutar acciones de control iniciadas por el operador, tales como: abrir o cerrar interruptores, transferir cargas, acoplar generadores al sistema, etc.

c) Alertar al operador de cambios detectados en la sistema, tanto aquellos que no se consideren normales (alarmas) como cambios que se produzcan en la operación diaria del sistema  (eventos). Estos cambios son almacenados en el sistema para su posterior análisis.

d) Aplicaciones en general, basadas en la información obtenida por el sistema, tales como: reportes, gráficos de tendencia, historia de variables, cálculos, predicciones, detección de fallas, etc.

C. Las Estaciones Terminales Remotas.

Las estaciones remotas (Remote Terminal Units - RTU) son dispositivos electrónicos que recolectan un número específico de medidas y estados de campo, y las reportan a la estación maestra cuando esta última las demanda, poseen la capacidad de realizar controles digitales o analógicos bajo mandato de la estación maestra y de forma automática, y de supervisión y control de instrumentación inteligente.

IX. OBJETIVOS DEL CONTROL Y LA AUTOMATIZACION

El objetivo principal de un sistema de control y automatización debe consistir en mejorar la calidad y continuidad del servicio eléctrico.  A tal fin se deben alcanzar las siguientes metas:

- Minimizar el impacto de las fallas en el sistema eléctrico.  Esto se puede alcanzar: (i) optimizando la operación a través del funcionamiento selectivo y coordinado de las protecciones, separando adecuadamente cualquier subsistema existente e implantando nuevos esquemas de protección (sean fijos o adaptivos, si se justifican); y (ii) coordinando los esquemas de separación de subsistemas con el control/protección de la generación propia que pueda existir.

- Minimizar el tiempo de restauración de la interconexión con el sistema externo.  Para esto se debe:  (i) contar con información suficiente para obtener un diagnóstico inmediato que agilice la toma de decisiones sobre ajustes o maniobras que deben realizarse secuencialmente; y (ii) automatizar las maniobras de sincronización y secuencias de conexión.

X. ALCANCE DE LA AUTOMATIZACION Y CONTROL DEL SISTEMA

Un proyecto de estas características puede desarrollarse en distintas fases como sigue:

La primera fase consiste en la implantación del sistema de control y automatización del sistema eléctrico. Dicho sistema debe poseer un SCADA que realice el control supervisorio y adquiera los datos del sistema. El Sistema contará con varias consolas de despacho y contará con el apoyo de una consola que será compartida por adiestramiento y labores de actualización o de mantenimiento del sistema de supervisión.

Para la segunda fase se debe incluir la etapa de automatización de generación y transmisión (Energy Management System - EMS), y de distribución (Distribution management System - DMS).

La decisión de implantar un sistema de control y automatización debe ser el resultado de una evaluación técnico-económica que considere aspectos como:

- Confiabilidad, seguridad y flexibilidad de operación.

- Capacidad de expansión.

- Facilidad de mantenimiento.

- Posibilidad de integración/comunicación con los equipos existentes.

- Costos de implantación.

- Experiencia en instalaciones similares.

- Disponibilidad local del servicio post-venta.

Los requerimientos de control en sistemas eléctricos crecen en la medida en la que se hace más importante una gestión eléctrica económica y segura.  Los sistemas de automatización buscan cumplir con las funciones de: (i) control y supervisión del suministro eléctrico; (ii) gestión del sistema eléctrico; y, (iii) automatización del sistema de distribución.

A. Características Generales

Entre las características generales que serán consideradas para seleccionar el sistema de control y automatización para el sistema eléctrico se encuentran las siguientes:

- Monto de la Inversión.

- Certificación ISO de calidad del fabricante.

- Experiencia nacional y/o internacional en aplicaciones industriales similares.

- Facilidad de operación en idioma español.

- El sistema de control debe poseer una arquitectura modular y distribuida.  Esto significa que debe consistir de subsistemas funcionales individuales que se encuentren distribuidos en un número óptimo de estaciones de trabajo y servidores.  El menor tiempo de respuesta se alcanzará asignando servidores dedicados a las aplicaciones críticas así como aquellas que requieren mucho poder computacional (ver Figura 3).  La estructura modular permitirá una capacidad ilimitada de crecimiento vertical y horizontal (ver Figura 4).  La distribución de los datos entre las estaciones de trabajo y los servidores permitirá el rápido e independiente acceso con la LAN.

- El sistema de control debe poseer una arquitectura abierta.  Por lo tanto, el sistema debe ser de amplia funcionalidad y fácil actualización (upgrade) con el fin de poder adaptarse a los avances tecnológicos que ocurren continuamente en el campo de los servidores y estaciones de trabajo.  El sistema operativo deseado es UNIX y/o Windows NT para obtener independencia en la plataforma de hardware.

- Se desea redundancia en las unidades procesadoras del sistema de control y automatización con adquisición de datos.  Cada unidad procesadora debe poseer la capacidad de ser reemplazada y/o actualizada sin afectar al resto del sistema, es decir, de manera transparente al funcionamiento de cualquier otro subsistema.  Las unidades procesadoras deben estar interconectadas con LAN estándar (Ethernet, Token Ring, FDDI, o similar).

- Interfaces de comunicación abiertas.  El sistema de comunicación debe contener suficientes canales de voz, de data, y de telecontrol y telemando.  Aquí debe considerarse con especial cuidado el hecho de que puede existir una amplia variedad de protocolos de comunicación actualmente en la red y que puede haber una gran cantidad de relés de protección analógicos y muchos digitales no numéricos.  Se considera factible integrar unidades trasductoras que comuniquen equipos de protección y/o de medición hacia las Unidades Remotas (RTU´s).

- Cumplimiento con normas IEC y ANSI/IEEE.  Algunas de las destacadas son: IEEE POSIX, Structure Query Language (SQL) para acceso a base de datos, TCP/IP para comunicación LAN/WAN, IEC 870-5 así como otros protocolos para comunicación con Unidades de Transmisión Remotas (RTU), y IEC 870-6 TASE 2 (ICCP), WSCC y ELCOM 9.

- Entrenamiento práctico al personal de operación y mantenimiento.

- Inventario (Stock) de repuestos.

- Equipos de prueba y simulación.

- Tiempo de puesta en servicio.

Configuración General de la Red de Control y Automatización.

Características Generales de los Equipos de Control y Automatización.

B. Funciones Críticas

Las funciones críticas del sistema de control y automatización, que deben poseer una disponibilidad anual mínima de 99,95%, se enumeran a continuación:

- Control Supervisorio y Adquisición de Datos (telemedición).

- Falla y Rearranque del sistema (telemando), para la resincronización con el sistema externo.

- Procesamiento de datos.

- Sistema de generación de reportes (planificación e historia).

- Sistema de alarmas.

- Funciones de enlace Hombre-Máquina (MMI), incluyendo apoyo de consolas, terminales, impresoras (láser) y acceso, para el suministro de alarmas, presentación de pantallas, reportes e impresiones del sistema.

- Control de la demanda de energía y de la importación de reactivos.

- Comportamiento dinámico de la red (racionamiento de carga selectivo).

- Funciones de Gestión de Energía (centros de costo y facturación, funciones de optimización).

- Interfase con sistema de control maestro.

XI. EVALUACION ECONOMICA DE LOS PROYECTOS

Una vez definido el alcance técnico del proyecto de automatización y control, cabe responder la siguiente pregunta: ¿Los beneficios esperados, justifican la inversión en el SCADA y el EMS / DMS?

Para dar respuesta a esta interrogante, deben ser identificados los beneficios que se obtendrían con la implantación de los sistemas, que se traducen en  ingresos, así como sus costos asociados. 

Es conveniente evaluar en forma independiente el sistema SCADA, para luego incluir las aplicaciones  EMS/DMS, de tal manera de poder determinar la rentabilidad de cada uno de los sistemas, lo que permitiría tomar decisiones más acertadas.

Para el caso donde solo se evalúa el sistema SCADA, entre los aspectos que se pueden considerar como beneficios y que se traducen en ingresos tenemos:

- Recuperación de energía no facturada

- Ahorros en penalizaciones por energía no servida

- Ahorros en subestaciones no atendidas

Con relación a los egresos, para el caso del análisis de sólo un sistema SCADA, se puede considerar los siguientes aspectos:

- SCADA: Instalación, operación y mantenimiento

- Telecomunicaciones: Instalación, operación y mantenimiento

- Instalaciones eléctricas, que corresponde a los trabajos de adecuación de las  subestaciones que no tengan un sistema de control integrado, de tal manera de poder ser monitoreada y controlada  con el sistema SCADA.

- Obras civiles (adecuación de espacios físicos existentes para el Centro de Control o la construcción de nuevas instalaciones)

La información base que debe estar disponible para el cálculo de los ingresos es como sigue:

- Por circuito:

- Capacidad Instalada (kVA).

- Demanda (kVA).

- Factor de carga. (Curvas típicas de carga).

- Factor de potencia.

- Tiempo acumulado de interrupciones/mes.

- Número de interrupciones/mes

- Por subestaciones:

- Histórico de demanda.

- Crecimiento esperado de demanda.

Para determinar la recuperación de energía no facturada, y los ahorros en penalización por energía no servida, se estima la energía recuperada pro medio. Para ello, primero se calcula la demanda promedio(kW), en función del histórico, que es igual a:

Demanda máx.prom.(kVA) x F.potencia x F.carga

La energía no servida (kWh) de acuerdo a los tiempos mensuales de interrupción sería:

Demanda promedio (kW) x Tiempo interrupción

La demanda recuperada (kW), asociada al ahorro de tiempo en la restauración debido al traslado de la cuadrilla ante las fallas (este tiempo dependerá de las condiciones particulares de cada sistema), es:

Demanda promedio no servida (kW) / factor de recuperación

El factor de recuperación dependerá del porcentaje de carga que se logra recuperar del circuito con cambio de topología e interconexión con otros circuitos vecinos ante la presencia de una falla. La cantidad de carga recuperada dependerá de las normas de seccionamiento aplicadas y del nivel de automatización de los circuitos de distribución.

Para el cálculo de la energía no servida recuperada (kWh), se determina el tiempo de respuesta (Tiempo de Reducción) del operador ante una falla de tal manera de aislar la falla y recuperar la mayor cantidad de carga posible del circuito. Posteriormente, se calcula la duración promedio de las fallas que se obtiene de dividir el tiempo total de interrupción (por mes) entre el número de fallas en el mes.

La energía no servida recuperada será igual a:

Demanda recuperada (kW) x T. de Reducción

Donde la demanda recuperada corresponderá a los  casos donde el tiempo de impacto (duración) de la falla es mayor al tiempo de reducción estimado.

Se deben considerar las estimaciones de demanda de la empresa eléctrica para proyectar los valores de energía no servida en el período en estudio:

- En proporción para las S/E’s existentes

- Para el caso de S/E’s nuevas se asumen valores similares al de menor impacto en las S/E’s actuales. El criterio utilizado puede ser:

minutos de indisponibilidad / kVA

En resumen, los ingresos asociados con el proyecto de automatización y control son los siguientes:

- Recuperación de energía no facturada:

Energía no servida recuperada (kWh) x tarifa promedio.

- Ahorros en penalizaciones:

Energía no servida recuperada (kWh) x tarifa penalización

- Automatización de subestaciones:

Ahorro por disminución de operadores en S/E

El principal indicador para la toma de decisiones es el Valor Presente Neto, calculado desde el año actual hasta el horizonte de análisis deseado (recomendación, 10 años después de la última inversión). También se recomienda complementar los análisis con la Tasa Interna de Retorno (TIR) y el período de pago de la inversión.

Con relación a diferentes escenarios para análisis de sensibilidad, se pueden plantear dos elementos que afectan el proyecto:

- El grado de automatización de las redes de distribución, con relación al número de RTU ubicadas aguas abajo de la S/E, lo que afectara la cantidad de energía recuperada (factor de recuperación).

- La tarifa de penalización, y la energía no servida imputable al distribuidor. 

Para el caso donde se considera todo el sistema  (SCADA + EMS + DMS), los ingresos vendrán dados por la energía recuperada mediante la reducción de pérdidas técnicas. Para ello, será necesario determinar la energía total del sistema y el porcentaje esperado para la reducción de pérdidas técnicas.

- Un valor conservador para la reducción de pérdidas técnicas puede ser de 0,5% del total de energía del sistema, logrado con:

- Optimización flujo de potencia reactiva.

- Despacho económico.

Los costos vendrán dados por el hardware y software necesarios para la incorporación de las aplicaciones EMS y DMS, así como el entrenamiento, operación y mantenimiento del sistema.

XII. CONCLUSIONES

Entre los beneficios cuantitativos encontrados con la implantación del sistema SCADA y de las aplicaciones EMS/DMS pueden estar los siguientes:

- Restablecimiento más rápido del servicio.

- Aumento de la energía facturada.

- Disminución de costos en operación y mantenimiento.

- Disminución de pérdidas técnicas.

- Incremento de la calidad de suministro.

Mientras que, entre los beneficios cualitativos destacan los siguientes:

- Control global del sistema.

- Acceso a la información con una red corporativa.

- Acceso remoto.

Operación

- Uniformidad y consistencia en los procedimientos de operación. Monitoreo gráfico.

- Disponibilidad inmediata de información. Bases de datos integradas. Posibilidad de análisis de fallas.

- Aumento de la seguridad para el personal.

- Reajuste de las protecciones.

- Mayor aprovechamiento de la capacidad instalada

- Procesamiento de Eventos/Alarmas.

- Bote de carga asistido por el operador.

Mantenimiento

- Reporte integrado de fallas.

- Sistema de información preventiva centralizado.

- Control de cuadrillas.

Otros

- Reducción de las Pérdidas Totales.

- Mejora de la Calidad de Servicio.

- Mejora de la Productividad.

Autores: Carlos A. Dortolina y Pedro P. Christiansen

 

WikiCiencia - CC 2000-2008 - Algunos derechos reservados - Términos y Condiciones

Firenox